Los sistemas auditivos y vocales del ser humano son anteriores a cualquier instrumento conocido y es la voz humana la fuente sonora más natural y antigua con la cual se puede producir música.

A lo largo de la historia, pueblos de todas las edades, culturas y condición socioeconómica aprecian el canto. La música tiene el poder de producir respuestas emocionales en humanos y animalesFancundo Manes, neurocientífico, director del Instituto de Neurología Cognitiva (INECO) explica que “Con el canto, y la música en general, se estimulan conexiones en regiones cerebrales involucradas en la emoción, la recompensa, la cognición, la sensación y el movimiento. Se inducen estados emocionales y cambios químicos que puede inducir estados de ánimo positivos”.

Cantar alivia las tensiones y tristezas del día a día, es una forma de terapia, una oportunidad de bien estar social y cultural, de dar sentido a la vida. Y cuando nos juntamos para cantar en grupo, además de pasar mensajes a través de la música, también disfrutamos de la compañía de personas con objetivos comunes.

Desde el siglo XIX, los coros son comunes, asociados a instituciones civiles, académicas y religiosas. Son muchas las diversidades culturales que se observan en los diferentes estilos de canto, en la elección de las voces, en la tensión física y en las características acústicas de la emisión, lo que hace de los coros una compleja y rica orquestra humana.

Algunas personas cantan ocasionalmente y otros en una base formal, cantar puede brindarte la oportunidad de expresión personal, religiosa, espiritual y hasta la oportunidad de una profesión. Los coros amateurs en general se practica buscando el placer haciendo de esta actividad una terapia para la vida.  “Nos sentimos arropados y dentro de un conjunto”, explica Lara Villar Gutiérrez, presidenta de la Red de Coros Infantiles y Juveniles de Madrid: “Cuando uno canta dentro de un coro, el sonido te llega por muchos lados: desde la zona delantera lateral con los músicos hasta la de todos los compañeros coristas que te rodean. Es una sensación muy especial y peculiar que te hace sentir dentro de una burbuja”. Los cantantes de coro relatan grandes beneficios sociales, fisiológicos, espirituales y de salud relacionados con el canto que generan felicidad y buen humor neutralizando los sentimientos de tristeza y depresión.

Cantar en coro tuvo su máxima expresión en la música occidental, sin embargo, practicas de canto en coro existe desde la antigüedad, en muchas tradiciones folclóricas y tribales. La palabra “coro” significaba en la antigüedad reunión de personas que entonaban cantos en conjunto y a la vez bailaban. Más tarde el término se generalizó y pasó a designar canto colectivo. El coro es caracterizado por el orden y armonización de voces en grupo, la calidad sonora depende del estilo musical y repertorio seleccionado.

Para finalizar os dejamos los cuidados necesarios antes de los ensayos y presentaciones del coro:

  1. Siempre caliente tu voz antes de empezar.
  2. Use ropa cómoda principalmente en la región dela cintura (para el libre movimiento del diafragma) y también en el cuello, no presionando la laringe.
  3. No debemos cantar en ayunas, cantar gasta mucha energía. Prefiera comidas ligeras y de fácil digestión.
  4. Beba agua, antes durante y después.
  5. Cuando termine de cantar vuelva su laringe a la posición de hablar, para esto, haga los enfriamientos vocales.

Además, solamente cante dentro de tu tesitura vocal, aquella donde puedes entonar las notas musicales más graves y más agudas con comodidad y belleza.

Y ya sabéis. Voz, si la tienes, ¡Cuídala!

Enlace patrocinado:

Facebooktwitterlinkedinmailby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *