Llega el verano…o en Madrid, llega en el mes junio la “Ola de Calor”, un presagio de lo que nos espera en verano…

Días más largos, sol hasta las 22:00, los chiringuitos de churros y chocolate caliente dan lugar a los de helados, refrescos, cerveza, etc. Los bares y restaurantes sacan a la calle sus mesas y montan las terrazas de verano.

Terrazas, calor, bebidas frías, mucha charla, playa… en fin, disfrutar.

Por un lado la humedad del mar es muy buena para las cuerdas vocales y consecuentemente la voz. Sin embargo el verano trae una combinación de factores que son muy perjudiciales a la voz y son ellos:

Hablar en la presencia de ruido. En verano preferimos disfrutar de las terrazas al aire libre. Sin embargo esto nos expone a los ruidos de la calle, del bar, de las otras charlas. Y claro, queremos mantener la conversación con nuestro amigos.

El ruido es muy malo para la voz porque nos somete al “Efecto Lombard”, que es la tendencia involuntaria a incrementar el esfuerzo vocal cuando se habla en un lugar ruidoso para mejorar la audibilidad de la voz.

Las bebidas frías. Nadie se imagina en verano beber nada a la temperatura natural, preferimos las bebidas frías y si posible añadimos hielo. Los alimentos en temperatura extrema, o muy calientes o muy fríos pueden ser perjudiciales a la voz porque cambian la temperatura de nuestra orofaringe. El cuerpo para volver a su temperatura normal echa secreción, esta secreción van para en las cuerdas vocales provocando las ganas de carraspear.

Los aires acondicionados a tope…ay que gustito….

El fumador social. Aquella persona que solo fuma cuando sale y bebe cerveza. Pues en verano si salimos más de copas, consecuentemente se fumará más.

Algunos tips para cuidar tu voz mientras disfruta del veranito:

  1. En presencia de ruido evite las charlas muy largas, no vas a contar la película. Hablar lo necesario. Mejor que hablar al oído de la persona con quien mantienes la conversación es mirarle a la cara y vocalizar mucho. Nosotros reforzamos nuestra comunicación a través de la lectura labial. Con esto evito dar voces y forzar mi voz.
  2. No hables por encima de otras personas. Aprenda a respectar los turnos de hablar y callarse. La voz agradece.
  3. Las bebidas que ya estén frías evite poner hielo. Si eres de las personas que nota cambios en la voz relacionados a la temperatura de los alimentos cuando vayas a beber algo frío déjelo unos segundos en la boca antes de tragar para que se rompa un poco la cadena de frío.
  4. En lugares con aire acondicionado aumente la ingesta de agua a la temperatura natural o fresca. El aire acondicionado quita la humedad del aire para enfriarlo dejando un ambiente muy seco.
  5. Cuando vaya cambiar de lugares con distintas temperaturas, por ejemplo: entrar o bajar del autobús (que suele tener el aire acondicionado a tope…gracias a Dios) estar callado en esta transición para que el organismo se adapte a la nueva temperatura.
  6. El tabaco es malísimo tanto para el cuerpo como para la voz, además de ser el factor principal del cáncer de laringe. Debe ser evitado al máximo. La asociación tabaco y alcohol esta fuertemente relacionada al cáncer.

Con estos pequeños cuidados podremos disfrutar del verano y encima mantener nuestras voces sanas.

Y ya sabéis. Voz, si la tienes ¡Cuídala!

Enlace patrocinado:

Facebooktwitterlinkedinmailby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *