Hablamos de todas las partes de nuestro cuerpo y en raras ocasiones hablamos de la voz. Esto se debe a que no podemos ver, oler, tocar, o saborear la voz,  pero sabemos que existe porque la producimos y la escuchamos.

Lo más paradójico acerca de la voz es que en determinados momentos es muda. Se dice que una de las voces más importante en nuestra vida, es la voz de nuestra conciencia.

“Si nos ponemos a reflexionar, nos damos cuenta de la gran importancia que tiene la voz”.

Dependiendo del tono de voz con el que nos hablen o del tono de voz que utilicemos para dirigirnos a otras personas reaccionamos con determinados sentimientos.

¿Qué se produce primero la voz o las emociones?

Los investigadores se han planteado esta pregunta y han concluido que es un camino de doble dirección.

Por un lado, nuestra mente juega un papel activo en la forma en que se producen nuestras emociones. Si piensas que eres feliz, sonríes. Y por el otro, la sensación física de sonreír te hace pensar que eres feliz. La voz tiene poder para cambiar nuestras emociones.
Te proponemos el siguiente ejercicio:
1- Habla con los brazos cruzados.
2- Habla sonriendo.
3- Habla serio.
En cada una de estas tres situaciones tu tono de voz ha sido diferente. ¿A qué sí?

Un estudio para comprender la relación entre  voz y emociones
Un equipo dirigido por Jean-Julien Aucouturier en el Centro Nacional Francés de Investigación Científica (CNRS), creó un programa informático que permitía manipular electrónicamente el contenido emocional de la voz.  Pidieron a 109 personas que leyeran una breve historia y luego, usaron el programa para modificar su voz.

Cuando los participantes escucharon la grabación alterada, la mayoría no se dio cuenta de que sus voces habían sido manipuladas. Solo se percataron de que las voces de sus compañeros habían cambiado y creyeron que su propia grabación mantenía su tono de voz original.
Las pruebas de conductancia cutánea confirmaron que los participantes se sentían conforme al estado de ánimo de su voz modificada. “Es realmente un resultado sorprendente que las personas se hayan sentido felices, tristes o ansiosas”, apunta Aucouturier.

¡Hay un fallo en nuestro hardware!

El hecho de que no reconozcamos nuestro propio tono de voz es comparable a un fallo informático en un ordenador. Podríamos decir que  es como una enfermedad autoinmune en la que el organismo se ataca a si mismo.

A continuación te citamos los beneficios más importantes cuando prestas atención a tu voz:
1- Reconoces tus propias emociones y te proteges de situaciones peligrosas. Si estás con una persona con un tono de voz que refleja su enfado, podrías estar en peligro. De la misma manera, cuando tú estás enfadado puedes dañar a las personas de tu entorno ya sea por el contenido de tu discurso o por medio de tus comportamientos.
2-Te sirve cómo señal para saber si estás pensando bien. Si emites una voz temblorosa mientras impartes una conferencia es probable que pienses que no estás lo suficientemente preparado. Si reinterpretas la situación y piensas en las horas que has invertido para investigar el tema de tu exposición y eres consciente de tus conocimientos, tu voz será el reflejo de tu seguridad en ti mismo.
3-Tu voz refleja aspectos de la personalidad en momentos puntuales. Cuando escuchamos la voz de otras personas hacemos juicios sobre su personalidad. Escuchamos comentarios como: “por la voz se nota que es una persona con mucha fuerza de voluntad”. Esta clase de estereotipos influyen en las relaciones entre personas y grupos.

“No podemos hacer generalizaciones en relación a la voz y la personalidad porque a lo largo del día sufrimos muchos cambios en nuestro estado de ánimo”.

Para llegar a hacer juicios con fundamento tenemos que especializarnos en temas de la voz. Por ejemplo, las personas que dicen mentiras puntuales tienen un  tono de voz bajo y un ritmo más lento porque son conscientes de que están mintiendo -es como si dijeran algo que no quieren que se escuche-.  En cambio, los mentirosos profesionales, saben que están mintiendo y suben el tono de voz para generar credibilidad, y creerse sus propias mentiras. ¿Te has fijado en el tono de voz que utilizan algunos comerciales cuando te quieren argumentar sus ventas?

  1. Podemos distinguir una amplia gama de sentimientos. Si prestamos atención, podemos distinguir la ira, el miedo, la tristeza, el temor, la compasión, el interés y la vergüenza. Muchas de las “explosiones vocales” que expresan una emoción, como el ¡ahhh! de miedo o placer son reconocibles en todas las culturas.

La capacidad humana para percibir los matices en las voces es extremadamente sofisticada. Desde una perspectiva evolutiva ayudó a nuestros antepasados a distinguir las voces familiares de las desconocidas y a percibir las expresiones de necesidad y angustia que ayudaron a garantizar la supervivencia. ¡Piensa en la reacción visceral que tienen las madres hacia el llanto de sus hijos!.

De hecho, un estudio realizado por Michael Kraus de la Escuela de Administración de la Universidad de Yale sacó a la luz que cuando se trata de detectar emociones, nuestro sentido del oído puede ser aún más fuerte que la vista.

Podemos concluir que el lenguaje de los tonos es el más viejo y el más universal de todos los medios de comunicación. Y, aunque la voz interactúa en conjunto con los músculos faciales, la frecuencia cardíaca y la respiración sobre nuestra conciencia emocional, es un predictor más fiable que los gestos cuando hablamos de emociones.

RECUERDA QUE: eres afortunado por poseer una herramienta que es un termómetro para monitorear tus sentimientos y emociones.

Mercedes Valladares Pineda
Psicóloga Experta en Coaching Transcultural

Voz y emociones

Voz Emociones
Tono de voz con subidas y bajadas Alegría
Tono de voz grave, frecuencias más bajas Tristeza
Inflexiones en la voz: atenuación o elevación, incluso la voz se puede llegar a quebrar y pasar de un estado a otro Enfado, molestia, enojo
Subidas y bajadas en el tono de voz y ritmo lento mientras procesamos la información Sorpresa
Pérdida de la voz, tono de voz alto Miedo
Tono alto o bajo: según las características individuales de cada persona Amor y cariño
Tono agudo: más chillón de lo habitual Orgullo

Bibliografía

https://www.newscientist.com/article/dn28753-sound-of-your-own-voice-may-help-you-understand-your-emotions/

http://www.cervantesvirtual.com/obra-visor/la-influencia-de-las-emociones-en-el-sonido-de-la-voz/html/

 Mercedes Valladares ha sido una de las conferenciantes internacionales en la Semana Mundial de la Voz AmiVoz 2018. Podéis asistir a su interesante webinar, clicando en la imagen abajo. No te olvides “dar me gusta”, suscribirte al canal y compartir. “¡Voz, si la tienes, cuídala!” 

Facebooktwitterlinkedinmailby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *