Voz-castrati-jmlvoiceA lo largo de la vida la laringe y cuerdas vocales pasan por importantes cambios anatómicos y fisiológicos, muchos de los cuales decurrentes de la acción de las hormonas esteroides sexuales. Estas hormonas, particularmente los estrógenos y andrógenos influyen en el desarrollo anatómico de la laringe y en la fisiología vocal.

En la pubertad ocurre la diferenciación entre las voces de niños y niñas, la muda vocal, siendo la voz una característica sexual secundaria. En esta fase ocurre un crecimiento corporal, más notable en el sexo masculino, que asociado a la acción de los niveles hormonales, trasforman la laringe infantil en adulta. La muda vocal en los varones ocurre alrededor de los 13 a los 15 años, y en las mujeres es alrededor de 12 a los 14 años. Las cuerdas vocales en los chicos pueden alongarse hasta 1 cm, mientras en las chicas ese crecimiento no pasa de los 4 mm.

En la mujer, el impacto de los estrógenos en conjunto con la progesterona produce la característica voz femenina, con una frecuencia fundamental un tercio más bajo que la del niño. En el hombre, los andrógenos liberados en la pubertad son responsables de la frecuencia vocal masculina, una octava (intervalo de ocho grados entre dos notas musicales del mismo nombre) más baja que la del niño. En los hombres la falta de andrógenos hace con que la laringe y cuerdas vocales adquieran un patrón femenino, con voces agudas.

La voz adulta es la que se presenta después de la muda vocal. Desde este periodo la voz es considerada estable presentando diferencias de acuerdo con el sexo del hablante. No obstante con el avance de la edad, trasformaciones siguen ocurriendo y cambios vocales variados pueden surgir. En el anciano, se observa la atrofia de los músculos intrínsecos de la laringe, de las cuerdas vocales, deficiencias hídricas, pérdida de elasticidad de los ligamentos y calcificación de los cartílagos laríngeos. Pero, raramente, ocurre flacidez de las estructuras generando hipotonía. En las mujeres con frecuencia se encuentra edema de las cuerdas vocales, justificada por los cambios hormonales de las cuerdas vocales.

Es conocido que la voz femenina desarrolla características masculinas después de inyección de testosterona, este cambio es irreversible. Al revés, los hombres castrados presentan voz de patrón femenino cuando la castración interrumpe los cambios fisiológicos asociados con la testosterona.

¿Qué son los Castrati?

El termino al que Risto Mejide mencionó en un programa de Telecinco , se refiere a la  interrupción del desarrollo de la voz en la pubertad, por la castración de varones jóvenes cantantes. Fue una práctica muy conocida especialmente en Italia en el siglo XV. Los castrati eran conocidos por su voz clara y aguda lo que probablemente se atribuye a las dimensiones reducidas de la laringe y cuerdas vocales además de producir una resonancia distinta que no se encuentra en los tenores de hoy en día. Esta práctica usada para mantener la belleza de la voz aguda fue una excentricidad de la Iglesia católica en el siglo XV que loaba voces femeninas de alta intensidad en los coros de las iglesias, pero sin la presencia femenina que estaba prohibida. Para tener este patrón de voz la castración debería realizarse en la fase pre-puberal o puberal antes de cualquier indicio de aumento de la hormona testosterona. La voz de un castrati, al nacimiento, era de alguien del sexo masculino, un cromosoma XY, pero que nunca había sido influenciada por la testosterona por lo tanto no tenía las características típicas masculinas. Los cantantes infantiles cuando castrados tenían la edad de 7 o 8 años lo que precede el crecimiento puberal de la laringe, permaneciendo los tonos vocales agudos infantiles. Esta perdida en la voz castrada se atribuye a la perdida de los niveles de testosterona en la pubertad. En algunos cantantes los niveles de testosterona en la sangre son tan bajos que tampoco  tenían pelos pubianos.

Hombres con hipogonadismo (Defecto en la función de las gónadas, especialmente los testículos) no presentan desarrollo sexual normal ni tampoco masculinización de la laringe. En la literatura hay un relato de un joven tenor (varón) que fue sometido a una terapia de reposición de testosterona por hipogonadismo. Él relata que después del tratamiento notó una instabilidad a principio en la voz cantada y luego en la voz hablada.  Hoy en día se conocen a los varones con voces cantadas agudas como contratenores, son voces impares. Ya hablaremos de las clasificaciones vocales en otro post.

Esta práctica de castración ya no existe hoy en día, las voces agudas están bien representadas por las mujeres.

Así que ¡Voz, si la tienes cuídala!

Si quieres leer más:
Voice changes after androgen therapy for hypogonadotrophic hypogonadism. Akcam T, Bolu E, Merati AL, Durmus C, Gerek M, Ozkaptan Y. Laryngoscope. 2004 Sep;114(9):1587-91.
Sex hormones and the female voice. Abitbol J, Abitbol P, Abitbol B. J Voice. 1999 Sep;13(3):424-46.
Effects of testosterone replacement on a male professional singer.  King A, Ashby J, Nelson C.
J Voice. 2001 Dec;15(4):553-7.

¿Quieres ser Amigo de la Voz?

Facebooktwitterlinkedinmailby feather

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *